La historia de una evolución

En 1988 apareció en el mercado un programa llamado FreeHand 1.0. Qué debió pasar por las mentes de los programadores para hacer evolucionar este programa de una forma tan espectacular en tan solo unos pocos años. Lo cierto, es que FreeHand se ha ido adaptando con el tiempo a las necesidades de los diseñadores que usan un Mac para realizar sus trabajos creativos.
Pero aunque la evolución ha sido lo bastante dura como para hacer cambiar a más de un adepto del programa a otros ciertamente buenos, podemos decir que en estos momentos FreeHand nada tiene que envidiar a sus competidores y hasta nos atreveríamos a asegurar que en estos momentos con la versión 7 ha logrado ponerse por delante de ellos.
Como en todos los principios, las primeras versiones parecen ser inmejorables y marcan un punto de referencia a lo que desde ese preciso momento es imitable o que posiblemente es superable. El resultado de toda esta carrera de desarrolladores y programadores se ve traducida en el momento en que los usuarios finales somos los verdaderos ganadores.
Pero en realidad la versión 1.0 de FreeHand supuso mucho más que eso, supuso un paso de gigante en el mundo del diseño gráfico, supuso el paso del trabajo manual al trabajo con ordenador. Desde ese momento muchos de los especialistas “manuales” expertos en letras transferibles tuvieron que atreverse con la informática y aventurarse a lo que el futuro les deparaba y entender términos tan complejos para ellos como CAD, CAM, Láser, PostScript, vectorial, etc..
A partir de ese momento el que fue listo o tuvo la suerte de cruzarse con un Macintosh, tuvo la oportunidad de encontrar un trabajo ciertamente digno haciendo valer lo que sabía entre el mundillo de diseñadores entrados en años y a los que no apetecía en absoluto meterse en harina y mucho menos atreverse a tocar un ordenador.
Esa era la época del lanzado diseñador “FreeLance”, moderno, que estaba al día y que disponía de un Mac –posiblemente un SE o similar– y que podía sacar las castañas del fuego a más de un estudio de diseño gráfico, revista o periódico.
¿A que nadie recuerda un crecimiento de la prensa tan espectacular hasta ese momento? Esto se debió a que salieron al mercado muchos periódicos y revistas realizadas a través del Mac y en consecuencia encontrar trabajo era relativamente sencillo si se tenían nociones de Mac. Más tarde la demanda supero a la oferta y todo volvió a una cierta normalidad.
Con el tiempo los “FreeLance” formaron parte de la plantilla o a algún estudio –casi siempre el más joven– se vio obligado a acudir a unos cuantos cursillos sobre programas como FreeHand o PageMaker por ejemplo, para sacar adelante el departamento de informática del estudio, el cual había hecho una gran inversión comprando lo que todo el mundo compraba por aquel entonces: un MacII con un escáner en blanco y negro y una impresora láser.
Pero esto sólo es el principio y como de todos es sabido el mundo de la informática cambia constantemente y porque no, los programas; a la eficaz pero escueta versión 1.0 de FreeHand, que dicho sea de paso solamente permitía exportar como EPS y no disponía de ninguna paleta flotante –sólo la paleta fija de herramientas– comparada con la versión 5.0 de FreeHand que posee la friolera de 12 paletas diferentes, la siguieron otras versiones que incorporaban muchas más facilidades para realizar los trabajos y como no, hacerlos más rápidamente.
Como introducción podemos decir que para los usuarios que siempre nos hemos mantenido fieles a FreeHand, poder ver este paso de gigante que supone la versión 7 es toda una experiencia. No hay nada como experimentar con la rapidez de la 7 (eso si, habrá que disponer de una buena dosis de RAM y de un Mac en el que los menús no aparezcan en latín).
Continua siendo el único programa de su clase que ofrece la posibilidad de trabajar con diferentes tamaños de página en un mismo documento. Si a esto se le añaden unas potentes herramientas, un soporte total con otros programas y la integración absoluta en las nuevas tecnologías, no hay duda de que posiblemente estemos hablando de uno de los mejores programas de la historia.
A día de hoy FreeHand es ya una aplicación excelente pero discontinuada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s